[Imagen]

     Y en algún momento durante su curso, comienzan a oírse fuertes voces de protesta y desenmascaramiento.

     Pero la élite del poder escucha tan sólo las palabras muertas de los escritores aceptados, que llevan muertos de antiguo y no ofrecen ningún peligro, de los cuales se pueden entresacar excusas y “razones” para hacer que las acciones del sistema parezcan correctas.

     “George Washington dijo:” “Nuestros padres fundadores...” “De acuerdo a Hegel...” “Pavlov afirmó...” “Disraeli...” “Alexander Hamilton declaró...” “...las viejas y seguras maneras...”

     “Estos agitadores modernos...” “Mentecatos...” “Agentes enemigos...” “...estuvo encerrado, ¿sabes?...” “No podemos permitirlo...” “Los ciudadanos pensantes saben que todo esto está inspirado por los... pagados...” “La cárcel es la única...” “Llama a la policía antidisturbios...” “El ejército hará...” “Conseguidlos de alguna otra forma”. “Seguro que hay alguna ley...” “Los recientes hallazgos de la policía secreta...” “De aquí en adelante, los desertores del ejército serán colgados...”“Quizá una nueva guerra en el extranjero podría...” “Este es el Dr. Rebano Telceso, caballeros. Quiero que les hable de su nuevo método para tratar con mentalidades super-activas...”.

     Y habiéndose rehusado a escuchar las voces de hoy, etiquetando cada sugerencia, pregunta, reto o idea de cambio como “subversiva”, “descaminada”, “disparatada”, “inspirada por el enemigo”, finalmente oímos el réquiem de los “viejos amigos”.

     “Al menos podemos morir como caballeros...”.

     Y la rueda ha dado su larga, larga vuelta, y se ven caras nuevas en los carteles políticos, y se oyen nuevas palabras en los boletines oficiales del día.

______________

     Si un sistema pudiera oír, si hubiera alguien a quien hablar, si le importara, si los hombres al mando no se volvieran tan devotos de sus propios intereses con la exclusión insensible de los sufrimientos de todos los demás, uno podría alcanzar una evolución política hasta niveles más cuerdos en vez de la revolución.

______________

     Hoy estamos bastante adelantados en el ciclo. El establishment presta poca atención a los tiempos, es ciego a las consecuencias del error, es desatento en su ceguera, y los hombres al mando, al menos para la grandes masas del público, parecen más bien locos al mando que líderes del destino público.

     Pero aún hay tiempo. Si aquellos que tienen influencia y autoridad escuchasen, podría hacerse algo antes de que fuera demasiado tarde.

     Porque hay voces en la tierra, voces de sabiduría, voces indicando un camino a seguir, que lleva a algún otro sitio en vez de a la larga, larga fosa común donde están enterrados los viejos regímenes, normalmente sin otra dignidad lapidaria que una mancha en el libro de historia de la generación siguiente.

L. Ronald Hubbard

      L. Ronald Hubbard



AnteriorNavigation BarSiguiente

| Anterior | Glosario de términos de Scientology | Índice | Siguiente |
| Encuesta acerca de este Site de Scientology | Sites de Scientology relacionados | Librería | Página Principal |


info@scientology.net
© 1998-2004 Church of Scientology International. Todos los derechos reservados.

Información sobre marcas registradas.


Visita el Librería Índice Visita el Sitio de L. Ronald Hubbard