[Imagen]

ECONOMÍA: GUERRA E IMPUESTOS - 1 DE MARZO DE 1969


 U
n famoso senador de los EE.UU. amigo mío me explicó una vez una de las formas en que perderían las mayores potencias de Occidente.

     Dijo que el desgaste de las “guerras de escaramuzas”, la subida de los impuestos y la inflación resultante podrían mantenerse sólo durante unos pocos años, después de lo cual, a causa del colapso económico, los comunistas podrían ganar después de todo. Eso fue hace algunos años: 1955.

     Al ver que las reservas de oro de los Estados Unidos, al momento de este escrito, están en menos de 21.000 millones de dólares y que han tenido una pronunciada caída en 45 grados durante 9 años desde que estaban en cero en 1960 (informe del 17 de febrero del 69 del Instituto Norteamericano para Investigaciones Económicas, Boston), se puede entender de lo que estaba hablando.

     Esta caída ininterrumpida deja al Fondo Monetario Internacional en posesión de una demanda de oro sobre los Estados Unidos por un valor de unos 39.700 millones de dólares, sólo ligeramente compensada por los balances de los EE.UU.

     Curiosamente, en el mismo informe, el año de producción de alimentos de los EE.UU. en 1968 fue un 3 por ciento más alto que el año récord de 1967.

     Como encontramos, extrañamente, que los grandes banqueros son también los directores de los grupos pantalla de la psiquiatría, uno comienza a ver que no siempre son tan bien intencionados hacia las personas como a uno le podrían hacer creer sus representantes de prensa y cadenas de prensa.

     De manera extraña, la doctrina económica seguida por los gobiernos occidentales en el último cuarto de siglo, es la de Lord Keynes* . El germen (o bacteria) de la teoría de Keynes (tal como me enseñaron cuidadosamente en una de esas universidades a las que dicen que nunca asistí) es simplemente este: “¡Crear necesidad!”. Que llevado a su extremo natural significa que el hambre produciría prosperidad (¿para quién?).

     Ahora bien, el “Fondo Monetario Internacional” fue fundado por Lord Keynes y el famoso comunista Harry Dexter White.

     Pagando los gastos en oro y no exigiendo nunca los pagos en oro de los préstamos de ayuda a los países aliados, al pueblo de los EE.UU. se le está arruinando divinamente. Dentro de poco, el soldado norteamericano no tendrá un país económicamente estable que sostener. La inflación habrá hecho que el dólar desaparezca con viento fresco.

     Estos banqueros internacionales se conforman sólo con “los impuestos aumentados para estabilizar la moneda”.

Economía: guerra e impuestos continúa...


AnteriorNavigation BarSiguiente

| Anterior | Glosario de términos de Scientology | Índice | Siguiente |
| Encuesta acerca de este Site de Scientology | Sites de Scientology relacionados | Librería | Página Principal |


info@scientology.net
© 1998-2004 Church of Scientology International. Todos los derechos reservados.

Información sobre marcas registradas.


Visita el Librería Índice Visita el Sitio de L. Ronald Hubbard