[Imagen]


     La “mejor gente” y los políticos más corrompibles son llevados a la sumisión y ¡voila! Como diría Comte, tenemos totalmente controlada nuestra sociedad, donde Libertad, Fraternidad e Igualdad son las palabras más groseras que alguien puede pronunciar.

     Estos estúpidos visionarios son escuchados por políticos imbéciles y por esnobs que detestan activamente a “la plebe”. Parece muy convincente: un sistema con el cual se puede CONTROLAR a toda la población con las leyes naturales que estos “expertos” fingen conocer (pero que son demasiado eruditas para que puedan ser comunicadas)*.

     Es un sueño raro donde a todo el mundo le gustan las fresas, todo el mundo es dócil, todo está calmado. Y la mejor gente se sienta en un montículo y toca una flauta de pastor mientras las ovejas pastan tranquilamente.

     Sin embargo, no funciona de esa manera. Principalmente porque los exponentes del estado social total no saben nada de la mente, la gente o el gobierno. Cualquier policía sabe más del crimen que el más preparado de los “psiquiatras criminólogos”. Cualquier enfermera de hospital sabe más de la sociedad que el “sociólogo” mejor entrenado del mundo.

     Lo que pasa cuando llega el día D es un poco más desagradable. La “mejor gente” es sacrificada muy dolorosamente. La población, diezmada, comienza a morir de hambre. Tiene que estar activa por todas partes una policía secreta, violenta y cruel, para prevenir continuamente las contra-revoluciones. Un constante y horrible reinado de terror aplasta a la población durante décadas.

     Nunca se les ha ocurrido a ninguno de estos totalitaristas que todo el odio de la humanidad llega a centrarse en ellos, en estas monstruosidades totalitarias. Y cuando explotan, esparcen a sus organizadores en pedazos.

     Este sueño imbécil de controlar a la sociedad para su propio interés ha matado, sólo en este siglo y hasta ahora, más de cien millones de seres humanos.

     Yo diría que las filosofías de control llamadas psiquiatría, psicología y sociología son un fracaso. Probablemente el mayor fallo humano de los dos últimos siglos.

     ¿No es hora de que nos deshagamos de ellas?

L. Ronald Hubbard

     L. Ronald Hubbard



AnteriorNavigation BarSiguiente

| Anterior | Glosario de términos de Scientology | Índice | Siguiente |
| Encuesta acerca de este Site de Scientology | Sites de Scientology relacionados | Librería | Página Principal |


info@scientology.net
© 1998-2004 Church of Scientology International. Todos los derechos reservados.

Información sobre marcas registradas.


Visita el Librería Índice Visita el Sitio de L. Ronald Hubbard