[Imagen]

TÉRMINOS ENREDADOS - 25 DE SEPTIEMBRE DE 1969


[imagen]
“El punto principal de todos estos términos enredados en la actualidad es que se puede decir que cualquiera tiene alguna forma de demencia con sólo decir una palabra grandilocuente. Ya que nadie se ha puesto de acuerdo en lo que significa la palabra o lo que son los síntomas, esto deja al psiquiatra como ‘autoridad’”.

 E
n su ansiedad por mantener sus fracasos explicados mientras piden a congresos, parlamentos y legislaturas más millones para metérselos en los bolsillos, la psiquiatría continuamente redefine palabras clave que se relacionan con la mente.

     Sus “enfermedades” se han vuelto enfermedades totalmente diferentes en el último cuarto de siglo, y ninguna se ha aproximado nada a ser curada.

     El alemán, Kraepelin, tenía una escala de enfermedades mentales que se volvió tan larga y complicada (una vez se dijo que llegaba a mil quinientas), y sobre la cual había tan poco acuerdo, que fue abandonada en gran parte.

     Freud tenía muchas “enfermedades mentales”, pero estos términos no están en amplio uso en la actualidad.

     Lo que es sorprendente es la tendencia psiquiátrica a tratar de describir más que curar.

     La esquizofrenia y la paranoia parecen ser los términos modernos favoritos. ¡Pero la paranoia hoy en día se convierte en esquizofrenia!

     A estos términos enredados en la actualidad se le agrega “incurable”. Si uno no puede curar algo, la única forma de mantener una pose autoritaria acerca de ello es decir que no se puede curar. Esto también disculpa el absorber todos esos fondos sin nada que mostrar. Pero si se sabe que todas estas “enfermedades” son incurables, entonces, ¿por qué gastar dinero investigándolas?

     El punto principal de todos estos términos enredados en la actualidad es que se puede decir que cualquiera tiene alguna forma de demencia con sólo decir una palabra grandilocuente. Ya que nadie se ha puesto de acuerdo en lo que significa la palabra o lo que son los síntomas, esto deja al psiquiatra como “autoridad”. En el tribunal y el sanatorio, todo lo que él tiene que hacer es decir: “Hm... er... ahum... él es un... ahem... está al borde de la catatonia con... er... aham... síntomas de paranoia... hm, ahum.’’

     Suena tan impresionante, y el hecho de que él está a punto de ser incapacitado de por vida es tan aterrador para la persona en cuestión, que incluso la jurisprudencia se ve influenciada. Y a algún pobre tipo se le envía a un verdadero infierno.

     Los timadores, los embaucadores, los artistas del engaño y los psiquiatras han dominado, todos ellos, los mismos trucos. Decir palabras largas de manera impresionante es tres cuartos del juego de “engañar al que es el blanco”.

     Por lo menos un diccionario mundial, incapaz de encontrar textos psiquiátricos que citar, usa frases del periódico New York Times y de la revista The New Yorker para definir términos psiquiátricos. Tal vez sea o no sea intencional, pero The New Yorker es reconocido mundialmente como una revista de humor.

     La famosa historia de Lord Dunsany* acerca del día en que el templo se derrumbó, es un ejemplo maravilloso. Alguien entró al templo un día y retiró la cortina de lo más santo, el santuario todopoderoso y misterioso que había pasmado al mundo. ¡No había nada allí!

     Eso es lo que le está sucediendo a la psiquiatría actualmente. Los millones vertidos por el gobierno no compraron curaciones, sino sólo muchos términos enredados y cómo es que eran todos incurables.

     Cuando se retiró la cortina, todo lo que estaba detrás era PRO, un alarde de relaciones públicas, y un agujero vacío.

     Si la sociedad desea que la demencia se maneje como un problema social, no te dirijas a los chicos que han aumentado las estadísticas de la demencia durante un siglo y que sólo tienen términos enredados como resultado de ello. Ve con la gente que sabe lo que está haciendo: los Cienciólogos.

L. Ronald Hubbard

     L. Ronald Hubbard



AnteriorNavigation BarSiguiente

| Anterior | Glosario de términos de Scientology | Índice | Siguiente |
| Encuesta acerca de este Site de Scientology | Sites de Scientology relacionados | Librería | Página Principal |


info@scientology.net
© 1998-2004 Church of Scientology International. Todos los derechos reservados.

Información sobre marcas registradas.


Visita el Librería Índice Visita el Sitio de L. Ronald Hubbard