[Imagen]

LA LUCHA POR LA LIBERTAD - 24 DE SEPTIEMBRE DE 1969


[imagen]
“La ridiculización que se hizo de su ralea en el siglo XIX, se había extinguido. Mediante vastas farsas y mentiras se habían abierto paso hasta una posición imponente de poder y autoridad”.

 L
a batalla de Scientology en contra de la psiquiatría esta recibiendo más y más apoyo en el mundo entero.

     Sin haber sufrido grandes retos en el siglo posterior al origen de la psiquiatría en Leipzig, Alemania, y de su campaña constante y brutal en contra de la dignidad y la libertad del hombre, la psiquiatría se topó con su único disentimiento importante a principios de los 50.

     Brock Chisholm* y sus amigos, entre los que se contaban Harry Dexter White* y Alger Hiss* , se alarmaron mucho ante la amenaza de Scientology a sus planes de vasto alcance.

     Secretamente, desde una tapadera que no estuvo expuesta del todo hasta el año pasado, usaron cada canal de la prensa y del gobierno que pudieron engañar o controlar para desacreditar a Scientology, sus principios y sus organizaciones.

     Hasta ese entonces, los grupos de psicología y psiquiatría habían trabajado sin ser detectados durante casi 80 años, para establecer una dominación por encima de la ley.

     Hubo algún reto a finales del siglo XIX, cuando algunos escritores denunciaron en ocasiones a este grupo psiquiátrico como un grupo que trataba de deshacerse del pariente acaudalado para que algún miembro de la familia sin principios se beneficiara y le diera su parte al director del asilo.

     En el primer cuarto del siglo XX, las películas representaban a menudo sus disparatados experimentos como inhumanos, y el “Desquiciado Doctor Ruso” era uno de los villanos principales de las películas de terror.

     Con tácticas que habrían llenado de asombro y admiración a un embaucador, los grupos pantalla psiquiátricos se habían desecho con éxito de todas las críticas importantes, y en 1950 estaban involucrados, en secreto y con éxito, en una doble campaña:

     (a) La degradación y dominación del hombre y,

     (b) La cosecha de los millones del gobierno.

     En 1948, cuando el “Dr.” Brock Chisholm y otra docena de colegas conspiradores en la Federación Mundial de Salud Mental y la Organización Mundial de Salud se apoderaron de la organización internacional a nivel popular de Clifford Beers y la desvirtuaron a favor de sus propios planes, no tenían ningún enemigo realmente poderoso en el mundo.

     La ridiculización que se hizo de su ralea en el siglo XIX, se había extinguido. Mediante vastas farsas y mentiras se habían abierto paso hasta una posición imponente de poder y autoridad.

     Fueron los autores de leyes de aprehensión fácil en cada territorio; estaban en una posición de poder secuestrar y matar a cualquier ser humano en el planeta. Su palabra era aceptada sin rechistar, como la única autoridad en cordura y demencia, crimen y criminalidad, y la vida y la muerte. El dinero les llegaba a raudales.

     Esto no fue un truco mezquino, ya que se hizo sin ninguna demostración de ningún tipo de que pudieran curar o cambiar la demencia o hacer que siquiera un hombre estuviera bien de manera uniforme. Fue un truco que se hizo sin ninguna tecnología que ayudara. Se hizo totalmente por medio de habilidades de “oficial de relaciones públicas”: relaciones públicas, prensa, pompa, alardeos, “la mejor gente”.

La lucha por la libertad continúa...


AnteriorNavigation BarSiguiente

| Anterior | Glosario de términos de Scientology | Índice | Siguiente |
| Encuesta acerca de este Site de Scientology | Sites de Scientology relacionados | Librería | Página Principal |


info@scientology.net
© 1998-2004 Church of Scientology International. Todos los derechos reservados.

Información sobre marcas registradas.


Visita el Librería Índice Visita el Sitio de L. Ronald Hubbard