[Imagen]

DESTRUCCIÓN CULTURAL - 30 DE OCTUBRE DE 1969


 D
esde la Segunda Guerra Mundial, los servicios de inteligencia de los países del Este han desarrollado una nueva arma.

     Las fuerzas de seguridad de los países occidentales son demasiado aficionadas a rastrear la historia de los servicios de inteligencia para demostrar que no hay nada nuevo.

     Se han ido desarrollando nuevas tecnologías en los servicios de inteligencia en cada década durante el último siglo o más. Es tal la extensión del tema y tanta la literatura que hay sobre él, que el estudiante superficial o el ejecutivo gubernamental no-especializado se encuentran tan rezagados como lo estarían en el campo de la literatura china.

     Los servicios de inteligencia son altamente especializados y de una intrincada sofisticación en los países del Este. Uno de los fundadores de los servicios alemanes, de eficiencia extrema, los más vastos que Occidente hubiera conocido, pasó 17 años estudiando la tecnología de los servicios de inteligencia de los japoneses y, aun así, sólo arañó la superficie.

     No es de extrañar, pues, que una nueva tecnología de los servicios de inteligencia se haya estado usando contra Occidente desde 1948 sin ser detectada ni comprendida.

     La idea básica de debilitar o corromper una población se ha estado usando desde antes de que los persas atacaran a Grecia.

     Naturalmente, la degradación de una población es posible a largo plazo, si la guerra real es imposible o no tiene éxito como método para acabar con un enemigo natural.

     Un pueblo lo bastante degradado o debilitado está, de hecho, desmilitarizado.

     Donde la confrontación del combate directo no es deseable o se considera demasiado peligrosa, el debilitamiento del comercio o de la economía de un enemigo y la contracción de su esfera de influencia por medios encubiertos se convierte en la siguiente solución disponible. Eso es de libro de texto.

     La degradación y el debilitamiento de la población enemiga en sí es más difícil y requiere un mayor lapso de tiempo. Aunque esto es considerado conveniente por atacantes potenciales, antes de 1948 jamás se había desarrollado y empleado en grado alguno ninguna tecnología útil para lograrlo del todo.

LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y LAS FINANZAS

     El advenimiento de los transportes rápidos y de los medios de comunicación de masas, y la internacionalización de los controles financieros, ofrecieron una oportunidad para diseñar y usar una tecnología que podría destruir totalmente a la población del enemigo como nación efectiva.

     La bomba atómica hizo demasiado peligrosa la confrontación directa en combate entre las grandes potencias y, por lo tanto, abrió la puerta a cualquier programa que prometiera la destrucción con éxito de un enemigo considerado como tal, incluso a largo plazo.

     Se desarrollaron, financiaron y pusieron en acción las técnicas de destrucción cultural.

     Occidente, ingenuo y tradicional en el campo de la seguridad, ha fracasado totalmente en detectar y poner remedio a la destrucción cultural: la mayor arma en pleno uso hoy en día contra las naciones occidentales.

Destrucción cultural continúa...


AnteriorNavigation BarSiguiente

| Anterior | Glosario de términos de Scientology | Índice | Siguiente |
| Encuesta acerca de este Site de Scientology | Sites de Scientology relacionados | Librería | Página Principal |


info@scientology.net
© 1998-2004 Church of Scientology International. Todos los derechos reservados.

Información sobre marcas registradas.


Visita el Librería Índice Visita el Sitio de L. Ronald Hubbard