[Imagen]

REMANENTES DESFASADOS - 15 DE NOVIEMBRE DE 1969


[imagen]

 L
os psiquiatras y sus asociaciones pantalla están tan en el pasado como algunos de sus pacientes dementes.

     Pertenecen a los terribles viejos tiempos de poco después de 1450.

     Cada colina tenía su castillo del señor feudal entregado a la rapiña, gobernado por la mejor de la mejor gente de todas, perteneciente sólo a las mejores de las mejores familias de todas.

     Bajo tierra, debajo de cada fortaleza-castillo, había mazmorras con muros tachonados de cadenas y salas de tortura llenas de potros, botas de plomo y una tecnología muy exhaustiva de mutilación y asesinato con la mayor agonía posible durante el mayor tiempo posible.

     Por cualquier capricho pasajero, cualquier campesino, soldado, mercader o viajero que estuviera de paso, podía ser aprehendido sin el más mínimo proceso legal, sus posesiones podían ser confiscadas y se le podía arrojar a una mazmorra durante años sin ningún tipo de cargo, para salir, en las raras ocasiones en que lo hacían, con la salud y los miembros destrozados, y completamente locos.

     Cualquier escritor o panfletista que se atreviera a musitar a estos “señores” arrogantes y a sus “señoras” la más leve insinuación de cautela, era cazado como una rata, despedazado en el potro de tortura o colgado, destripado y descuartizado.

     El campo se quedaba en ruinas, la gente se agazapaba amedrentada en chozas inmundas y el espíritu del hombre yacía aplastado y casi muerto.

      Así era 1450 en el “mundo civilizado”.

     Avanzando a través de las décadas al correr paulatino y sigiloso del tiempo, el hombre ganó poco a poco pequeños puntos de derechos y libertad. Pero sólo por encima de montañas de “rebeldes” inmolados, sólo sobre una calzada pavimentada con los huesos de valientes defensores de la humanidad, cuyo coraje casi siempre les llevó a su muerte.

      Ahora hemos llegado al siglo XX. Tenemos leyes y justos procedimientos legales y, al menos, algunos derechos y libertad.

     Aquí se encuentran estos grupos pantalla de la psiquiatría, que sólo representan a un puñado de “especialistas”. Aquí se encuentran con sus “señores” y “señoras” y su mejor gente de todas las gentes.

     Tienen sus “hospitales” mentales donde se puede llevar a cabo cualquier tortura, cualquier crimen.

Remanentes desfasados continúa...


AnteriorNavigation BarSiguiente

| Anterior | Glosario de términos de Scientology | Índice | Siguiente |
| Encuesta acerca de este Site de Scientology | Sites de Scientology relacionados | Librería | Página Principal |


info@scientology.net
© 1998-2004 Church of Scientology International. Todos los derechos reservados.

Información sobre marcas registradas.


Visita el Librería Índice Visita el Sitio de L. Ronald Hubbard