SOBRE LAS SOLUCIONES A LAS HUMANIDADES


A

partir de las verdades centrales de Scientology,
y puestas en las manos de Cienciólogos y no Cienciólogos por igual, vienen las soluciones de L. Ronald Hubbard a todo lo que hemos considerado hasta el momento. Para enumerar los detalles, ahí están las herramientas educativas de L. Ronald Hubbard que ahora usan varios millones de estudiantes y maestros en todos los continentes, y descritas como la clave única a toda la alfabetización y el aprendizaje a lo largo de toda la región del sur de África. Ahí están los medios de LRH para la reforma criminal, utilizados de forma similar en cada continente, y a los que con regularidad se les reconoce el reducir los índices de reincidencia desde un noventa por ciento a prácticamente nada. Ahí está el sistema de LRH para la rehabilitación de toxicómanos, que de forma habitual acaba con diez y veinte años de abuso de drogas en casos que una vez fueron juzgados incorregibles, y al que asimismo se le acredita la salvación de cien mil adictos terminales en setenta naciones.
[Imagen]
Ahí está el sistema de LRH para una administración cuerda y equitativa, que ahora está en funcionamiento en unas ochenta mil compañías públicas y privadas a nivel mundial, y al que se le reconoce el haber revivido de la muerte a industrias rusas enteras. Finalmente, ahí está el código moral no religioso de L. Ronald Hubbard,
El camino a la felicidad, ahora en manos de unos cincuenta y cinco millones de lectores, y demostrando una fuerza asombrosa para la paz y la decencia. (Por citar sólo un caso representativo: después de la distribución de El camino a la felicidad por todo un vecindario previamente mortal en el Este de Los Ángeles, el número de homicidios cayó casi a cero.)

     El punto aquí, y un punto crucial, es que L. Ronald Hubbard nos ha proporcionado los medios para reparar toda insuficiencia cultural de finales del siglo XX. Además, él ha inspirado a una Iglesia de Scientology para que constituya un baluarte verdaderamente poderoso en contra de aquellos que perpetuarían esas insuficiencias culturales. Sin embargo, como él también nos recuerda en las páginas siguientes, la mayor lucha todavía no ha terminado, y “es tu mundo, también”.



AnteriorNavigation BarSiguiente

| Anterior | Glosario de términos de Scientology | Índice | Siguiente |
| Encuesta acerca de este Site de Scientology | Sites de Scientology relacionados | Librería | Página Principal |


info@scientology.net
© 1998-2004 Church of Scientology International. Todos los derechos reservados.

Información sobre marcas registradas.


Visita el Librería Índice Visita el Sitio de L. Ronald Hubbard