[Imagen]


[imagen]
“Estos hombres estaban gobernando a millones. Sus problemas diarios en su cargo provenían de errores del pasado. Las medidas que tomaron en contra de las leyes naturales de la ciencia política les habían metido en dificultades que superaban su sagacidad, y el desconocimiento de la tecnología hizo que fracasaran”.

LA PROHIBICIÓN

     Un ejemplo fue la Prohibición norteamericana. Una docena de años, millones gastados en su cumplimiento, pérdida de grandes ingresos para el estado, innumerables vidas sacrificadas, crimen financiado, todo se produjo porque la ley iba contra las costumbres y usanzas de la gente. No podía hacerse que se cumpliera. Finalmente tuvo que ser abolida.

     Quienes la propusieron, la votaron e intentaron imponer a la población el no consumo de bebidas alcohólicas, ignoraban la ciencia política.

     Cuando los fascistas y totalitaristas intentan imponer sus ideas a una población con mentalidad democrática (o viceversa) ocurre una catástrofe.

     Las guerras, los asesinatos en masa, las crudas revoluciones rojas, el derrocamiento de gobiernos y la desaparición de civilizaciones vienen todos de la ignorancia de la ciencia política.

     La gente que se denomina gobierno se da cierta buena maña para dirigir un gabinete, un partido o a la prensa, pero no domina su negocio básico. Si un fontanero fuera tan ignorante en la tecnología de instalar cañerías, nos reiríamos de él. Pero a estos ignorantes que están tratando de apañar las cosas en un campo que no tiene leyes naturales, se les admira, se les honra, se les paga en exceso y se les reverencia. Se ve como algo “inevitable” el que se entierre a tantos de ellos y que existan tantos problemas en el mundo. Intentar arreglar aparatos de televisión sin conocimientos de electrónica ni entrenamiento en ella es exactamente comparable a los líderes políticos que gobiernan sin dedicar siquiera 10 minutos a estudiar ciencia política. Sin embargo, ningún estado del planeta exige a sus líderes recibir como mínimo un curso rápido en su materia antes de ocupar sus puestos.

     Así que esta es un área ignorada de las humanidades y en donde la ciencia física ha aventajado a un conocimiento vital.

ECONOMÍA

     La economía es otra gran área descuidada.

     Este tema dista de carecer de una tecnología desarrollada.

     Existe un verdadero tema denominado economía. Sin embargo, en su lugar se han inyectado miles de alteraciones para “hacer pasta velozmente” o “plata con rapidez”.

     Las personas que deberían conocer y usar el tema se han dado cuenta de que es muy rentable oscurecerlo. De este modo pueden darles gato por liebre a los líderes de gobierno ignorantes y oprimir a poblaciones enteras.

     La inflación, la balanza de pagos, los “crashes” financieros, las devaluaciones de la moneda, las recesiones, vienen todas de la ignorancia o el rechazo premeditado a aplicar las leyes naturales de la economía conocidas y sensatas.

     Al manipular el tema, las personas que asesoran a los gobiernos y sus sistemas monetarios pueden manipular los libros de cuentas.

     Tales personas, al alterar las leyes naturales para su propio beneficio, degradan y empobrecen a cada ciudadano. Reducen la suma de la paga de uno, inflan los impuestos hasta el punto de explosión y son factores primarios en cada rebelión pública.

Las humanidades vitales continúa...


AnteriorNavigation BarSiguiente

| Anterior | Glosario de términos de Scientology | Índice | Siguiente |
| Encuesta acerca de este Site de Scientology | Sites de Scientology relacionados | Librería | Página Principal |


info@scientology.net
© 1998-2004 Church of Scientology International. Todos los derechos reservados.

Información sobre marcas registradas.


Visita el Librería Índice Visita el Sitio de L. Ronald Hubbard